SERBIA Y EUROPA: UNA REFLEXIÓN AUTOCRÍTICA

  • Ignasi Guardans

Resumen

Algo más de seis millones y medio de serbios acudieron a las urnas el pasado 28 de diciembre para elegir el nuevo Parlamento de una de las piezas más frágiles e influyentes del rompecabezas balcánico. Y lo hicieron en un hermoso día soleado, con toda libertad y con todas las garantías, sin incidentes serios que superen el nivel de anecdotario de cualquier jornada electoral, como pudimos constatar in situ un grupo de observadores de las Asambleas parlamentarias de la OSCE y del Consejo de Europa. Ante los electores, 19 candidaturas distintas que cubrían todos los matices políticos y de talante personal para intentar afrontar la compleja situación del país. Cuatro de las listas electorales incluían a criminales de guerra procesados en La Haya.
Algo no se está haciendo bien cuando el 100% de los serbios desprecia el Tribunal de La Haya.

Publicado
2018-08-16