REFORMA Y SUCESIÓN EN YUGOSLAVIA: CONDICIONANTES Y LEGADOS (1968-1971)

  • Antonio Moneo

Resumen

El periodo que va desde 1968 a 1971 fue uno de los momentos más complicados del régimen de Tito y, desde la perspectiva actual, resulta clave para comprender algunos de los acontecimientos de la década de los años ochenta. Este periodo fue crítico en la Historia de Yugoslavia porque en él, se produjo una reformulación integral del sistema político yugoslavo que se convertiría en el centro de la disputa entre las élites yugoslavas de la era postitista. En un breve periodo, se acumularon problemas de gran magnitud que dejaron ver las profundas divisiones que había en el régimen de Tito. Durante estos años, el país se enfrentó a problemas que hasta nunca había experimentado, como el aumento del desempleo, la contestación social a las políticas del régimen y el problema que planteaba la sucesión de Tito; y vivió un resurgimiento de problemas históricos como la problemática relación entre los nacionalismos serbio y croata principal, aunque no únicamente. La confluencia de estos problemas generaron una gran inestabilidad política que concluyó con una redefinición del Estado, el Partido y la economía que, si bien sirvió como solución provisional acabó siendo un complicado legado para la siguiente década.

Publicado
2018-08-16
Sección
Artículos